Interdram y Sidarte invitan a actrices y actores del Festival Exit 2018 (egresados 2017) a participar en una audición para ser parte de la nueva producción de Interdram #malditos16 del dramaturgo español Nando López, la cual realizará funciones en Teatro Sidarte durante 2019.

 

Los interesados deben inscribirse (botón rojo más abajo) y tomar hora para audicionar durante el día 29 de enero entre 9.30 y 14.00.

 

Para la audición deben venir con el texto (extracto de una escena) al menos revisado, idealmente aprendido, el cual les será enviado por mail después de inscribirse.

 

Para consultas o dudas puedes escribirnos a convocatoria@interdram.cl

 

Los esperamos!

PALABRAS DEL AUTOR
 
La creación de #malditos16 nace, ante todo, de una necesidad: romper el silencio que rodea a uno de los problemas más graves que aquejan a los adolescentes, el suicidio. Una realidad estigmatizada y oculta bajo el tabú que dificulta su necesaria prevención: solo si ponemos palabras al dolor de los miles de jóvenes que llegan a pensar en quitarse la vida podremos ayudarles a que aprendan a pedir ayuda.
Las vidas y personajes de esta obra no son estrictamente reales, pero sí podrían serlo. Todos ellos se basan en situaciones que, en estos últimos años, he conocido a través de mi trabajo como voluntario en un hospital donde intentamos que la literatura sea un vehículo de expresión —e incluso de «curación»— para adolescentes de entre 12 y 18 años que atraviesan complejas situaciones personales. Un taller que ha cambiado mi vida —ahora sé de verdad por qué y para qué escribo— y me ha hecho consciente tanto de nuestra fragilidad —¿quién está a salvo de sus propios demonios?— como de las trampas que encuentra a su paso un adolescente del siglo XXI.
 
De ellos, de su tiempo y de su realidad, habla esta obra en la que, a través de los cuatro jóvenes protagonistas —Dylan, Ali, Naima y Rober— conocemos cuatro universos tan distintos en sus peculiaridades como semejantes en su esencia: su mayor enemigo es la represión de un sistema social —a veces encarnado en su entorno escolar, a veces en el entorno familiar y a veces, en ambos— que les impide hallar su propia voz. Cuatro adolescentes que quisieron quitarse la vida y que ahora, años después, se reencuentran tras ser convocados por Violeta, la psicóloga que los trató, para ayudar a otros jóvenes en su misma circunstancia. La voz crítica de Sergio, un psiquiatra recién llegado al hospital, cuestiona el proceso y todos ellos hacen un viaje desde nuestras sombras —la inseguridad, la falta de autoestima, el miedo, la violencia— hacia la opción de un presente en el que, al menos, consigamos empezar a reconocernos.
 
Pero una obra así no podía escribirse, como otras piezas que abordé anteriormente, desde la soledad de mi escritorio. Aunque en todos mis textos, tanto teatrales como narrativos, otorgo gran importancia a la fase de investigación y de documentación, en este caso esa etapa no podía ser solo un prólogo a la creación, sino que debía inscribirse como parte esencial —y vehicular— de la escritura. De ahí que el proyecto se convirtiera en parte de los Escritos en la escena del Centro Dramático Nacional, pues solo se podía ahondar en esta realidad si se contaba con tiempo para entrevistar, indagar, conocer y experimentar. Nuestra labor, como equipo, sería doble: por un lado, tendríamos que recopilar toda la información sobre los diversos temas que se tratan en la obra —transexualidad, anorexia, depresión, agresiones sexuales...— y, por otro, era necesario encontrar el lenguaje dramático, tanto desde el texto como desde la puesta en escena, con que poder contarlo y convertir en teatro la vida. O la vida en teatro, eso todavía no hemos acabado de decidirlo. Un lenguaje que aboga por unos diálogos y una puesta en escena no lineales, donde presente y pasado se mezclan con la misma dureza con que lo hacen en nuestra propia biografía:
somos aquellos fuimos, por mucho que nos empeñemos en negarlo. De ahí que #malditos16 se estructure como un mosaico de escenas (a menudo, con planos y niveles simultáneos en su interior) donde el espectador debe construir el hilo temporal mientras se sumerge en la conciencia —y en el subconsciente— de los personajes, lo que también nos llevó a combinar un lenguaje realista con un registro mucho más poético.
Nando López, abril 2017 (extracto del prólogo del libro #Malditos16 Ediciones Antígona, Madrid).

Descargas:

1.- Carpeta de la obra

#malditos16, de Nando López, se estrenó en la Sala Princesa del Teatro María Guerrero de Madrid el 25 de enero de 2017, con coproducción del Centro Dramático Nacional y Coarte Producciones.

  • Facebook - Interdram
  • Twitter - Interdram
  • YouTube - Interdram
  • Instagram - Interdram