Crítica

 

"Canto de mujer"

 

 

Banal o lo que pensabas mientras te demolían. De: Mauricio Barría. Dirección: Heidrun María Breier. Elenco: Soledad Henríquez, Ana Laura Racz y Emilia Cadenasso. Diseño de Vestuario: Chino González. Diseño de iluminación: Andrés Poirot. Compositor: Pablo Aranda. Prensa: Vc Comunicaciones. Duración: 80 min. Fechas: Del 19 de noviembre al 6 de diciembre. Centro Cultural GAM, Sala N2. Santiago.

 

 

 

Caeré como una hoja

Sola, digna y sin maquillaje.

Joyce Mansour

 

 

La violencia contra la mujer no es tan sólo la fuerza directa que se ejerce contra ellas. Existen formas más sutiles y habituales, como la imposición del “deber ser” hacia un cuerpo o a la idea de lo femenino y que nos encontramos habitualmente en los medios de comunicación, publicidad, televisión, farándula, etc. Así, Banal o lo que pensabas mientras te demolían de Mauricio Barría, se presenta ante el público buscando destacar eso que muchas veces se oculta y que en esta oportunidad se despliega como un canto polifónico de la voz de la mujer.

 

El texto de Mauricio Barría es uno con forma de oratorio, carente de fábula y que promueve al espectador a pensar una reflexión final sobre lo que es ser, en la actualidad, mujer. Un texto con imágenes elocuentes, sintético, irónico y con una clara voluntad poética sobre la perspectiva humana, y también por eso, escéptica de lo contemporáneo.

 

Por otro lado y en sintonía con eso que se ha venido a llamar teatro posdramático, la puesta en escena de Heidrun María Breier se articula entre acciones performáticas y diferentes proyecciones de imágenes y letras que complementan un escenario vacío donde habitan las tres actrices. El ritmo del montaje, algo esencial en estos tipos de propuestas -tanto por su importancia en la captura de atención del espectador, como por su entrega de información- fue deficiente en su primera parte donde la armonía que se proponían con las tres voces femeninas se volvió insegura, y por consiguiente, con unos cuerpos estáticos y algo incómodos en la escena. Sin embargo, desde la segunda parte y particularmente desde el canto coral, apoyados por un grupo de mujeres que salió desde la platea, la obra obtuvo el ritmo que necesitaba y que hizo disfrutar, reír e incluso conmover a los asistentes.

 

Las actrices, Soledad Henríquez, Ana Laura Racz y Emilia Cadenasso, defienden y vehiculizan el montaje con un toque entre sensualidad y rudeza que da como resultado un interesante trabajo interpretativo que recorre diferentes registros, desde lo cómico a lo trágico, con sencillez y soltura. Destacando en esta labor Emilia Cadenasso por su limpieza de movimientos, carisma frente al público y canto.

 

El mundo escénico de Banal o lo que pensabas mientras te demolían tiene el logro de ser una obra que se hace real delante de nuestros ojos. A lo largo de la hora y veinte minutos, el público se mantiene atento, aplaude al final y sale pensando en lo difícil que es ser mujer y convivir con la maldita imposición del “deber ser”.  

 

 

 

Felipe V

 

  • Facebook - Interdram
  • Twitter - Interdram
  • YouTube - Interdram
  • Instagram - Interdram