top of page

JUAN ANDRÉS RIVERA

Entrevista por Mauricio Arturo Fuentes, para Interdram.

06 de octubre de 2020.


“También creo que hay una libertad en estos personajes, que las cosas para adultos han

perdido. Un personaje puede ser una persona, pero también un gato, un cebollín, un

juguete, da lo mismo. No se cuestiona. Bajo estas ideas nos hemos guiado para hacer

teatro para niñes”.


Entrevisté a Juan Andrés Rivera, y de alguna manera me pareció que estaba hablando también con Felipe Olivares. Ellos son Los Contadores Auditores, una dupla, una marca, una productora y compañía teatral que tiene sello propio y son gestores de muchos eventos, más allá de sus propias obras. Juan Andrés tiene mucho humor y se le puede ver (por Streaming) rodeado de imágenes, juguetes, texturas, colores. Porque su teatro está lleno de estos elementos. Ambos estudiaron diseño teatral y de ahí dieron el salto a crear su propia compañía, con sus propias ideas y, principalmente, su propia estética. Dramaturgo y director comparten roles, generando una simbiosis cuyo resultado es un producto artístico redondo y que se reproduce en el tiempo en una diversidad de propuestas. Los Contadores Auditores son tremendamente pop, un refugio para descansar de los academicismos y del exceso de intelectualidad (sin desmerecer estos). En definitiva, Los Contadores Auditores nos invitan a ser niñes- con bastante picardía-, algo fundamental para sobrevivir en estos tiempos duros.

En tus textos y en los montajes de Los Contadores Auditores, uno puede observar

una estética bien marcada: pop chileno, latinoamericano y también de origen

anglosajón, el kitsch, el melodrama, iconografía o sensibilidad que se identifica con

el movimiento LGTBIQ. En relación a esto, no puedo dejar de pensar en Susan

Sontag y su ensayo Notas sobre lo Camp. ¿Han sido influenciados por este

acercamiento que hace Sontag sobre lo Camp? ¿Se sienten parte de esta